Descifrando el onboarding de Duolingo

Cayetano Iváñez

Growth Manager en Product Hackers

Descifrando el Onboarding de Duolingo

Hoy vamos a ver el que de primeras, ha sido uno de los mejores procesos de onboarding con los que me he encontrado. Al mismo tiempo, por como está planteado (de forma inversa a lo corriente) también ha sido uno de los más complejos de analizar. Así que, sin más dilación, vamos a ello.

Para empezar, como siempre, dividiremos el proceso en 4 fases: Bienvenida, Configuración y personalización, Tutorial y Registro de datos de usuario.
Análisis del proceso

Duo: Tu guía en el largo camino hacia la formación personal y positiva

Write your awesome label here.
Write your awesome label here.
Bienvenida

Nada más entrar a la aplicación nuestra pantalla se volverá verde completamente. Una simpática animación de los ojos y el pico de un pájaro nos indicará que la aplicación se está iniciando. Pronto descubriremos que este pájaro será nuestro acompañante durante todo este proceso.

No pasan más que unos pocos segundos hasta que la pantalla de carga desaparece y podemos ver el cuerpo entero del pajarito. Es curioso como algo tan simple como una animación puede hacer que, antes de haber iniciado el proceso de onboarding, nuestra predisposición pase de neutra a positiva.

Mientras el pájaro verde nos saluda, podemos leer la propuesta de valor de Duolingo: "Aprende idiomas gratis y diviértete". Si entramos a analizarla, podemos decir que no es excesivamente elevada (como si hacen otras empresas), pero, ¿realmente necesita serlo?

Este es un debate interesante. ¿Una propuesta de valor debería ser más descriptiva y realista o más aspiracional y elevada? En mi experiencia, la mejor forma de comprobarlo es mediante la experimentación. Lógicamente, lo que establezcamos debe de estar alineado con los objetivos de negocio y branding de la empresa.
Write your awesome label here.
Write your awesome label here.
Personalmente soy fan de las propuestas de valor elevadas, pero sin llevar a una falsa concepción de lo que el usuario conseguirá usando la app, pero este es otro tema. En resumidas cuentas, podríamos decir que la propuesta de Duolingo es, objetivamente, bastante correcta. Emplea los verbos "Aprender" y "Divertir" que forman una pareja encomiable y lo completa con una de las palabras que más le gusta a cualquier usuario: "Gratis".

Si seguimos avanzando con la vista, veremos que tenemos dos opciones. O bien continuamos con nuestra cuenta (en caso de que ya tuvieramos creada una) o pulsamos en "Empieza ahora" para crearnos una.

Como os podréis imaginar, pulsamos en esta última opción para comenzar el proceso de registro. Ahora, detengámonos un momento. ¿Qué esperáis que suceda cuando pulsamos en "Empieza ahora"? Yo, particularmente, imaginaba que comenzaría el proceso de registro, me pediría algún dato o me ofrecería algún método de API Sign-up... nada más lejos de la realidad. Vamos allá.

La animación del pájaro baja hasta el centro de la pantalla y, mientras nos saluda y sonríe, se presenta: "¡Hola! Yo soy Duo". Así que desde este momento entenderemos que este pajarito es la personificación de la marca, empresa y app. Pulsamos en "Continuar".

"¡Que empiece la fiesta!" Nos dice con otra simpática animación. Pulsamos en continuar y vamos directos a un panel en el que nos pregunta, desde la parte superior, "¿qué te gustaría aprender?". Así, como quien no quiere la cosa y acompañados de un par de buenas dosis de refuerzo positivo buen rollero, Duolingo nos ha llevado hasta la siguiente fase: Configuración y personalización.

Configuración y personalización
Write your awesome label here.
Write your awesome label here.
"¿Qué te gustaría aprender?" Nos dice el simpático pájaro. Encontraremos un buen número de opciones para hispanohablantes, contemplando las principales lenguas europeas, además de Ruso, Catalán y Esperanto (curiosa esta última). Si quisiéramos aprender en inglés, tendremos unas cuantas opciones más. En nuestro caso, elegimos el Francés como lengua que nos gustaría aprender con la app.

Una vez pulsamos en el idioma que nos interesa y le damos a "Continuar", una pantalla de carga con otra animación simpática aparecerá con un mensaje de refuerzo positivo que dice: "Espera un momento, ¡estamos preparando el curso de francés para ti!". Es muy interesante como Duolingo aprovecha cada pantalla de carga para que sintamos que hay alguien trabajando para personalizar nuestra experiencia durante esos segundos de espera. Por supuesto, todos estos mensajes funcionan a la perfección por haber personificado el emisor de los mismos, nuestro amigo Duo.
Write your awesome label here.
Write your awesome label here.
Tras esta pantalla de carga, una decisión "arriesgada". La pantalla que vemos, dedicada específicamente a la atribución de usuarios, nos pregunta cómo conocimos Duolingo. Digo arriesgada porque es la única pantalla que encontraremos hasta la parte final del proceso en la que los intereses del usuario no van por delante. Tiene un valor enorme para la compañía y no hay sistema de atribución que funcione mejor, pero no son muchas las grandes aplicaciones empleen pantallas de este tipo.

También es cierto que muchos de los procesos de onboarding con los que nos encontramos en nuestro día a día tratan de reducir los pasos a los mínimamente necesarios. En el caso de Duolingo, siendo uno de los procesos más trabajados con los que me he encontrado, estoy bastante seguro de que reducir las pantallas al mínimo no era uno de los principales objetivos que tenían.
Write your awesome label here.
Write your awesome label here.
Respondemos a la pregunta, pulsamos en continuar y pasamos a la siguiente pregunta. "¿Cuánto francés sabes?" . Para responder a esta pregunta nos encontramos con una escala que simplifica bastante la respuesta. Podremos elegir entre 4 opciones que van desde el nivel más básico hasta un nivel avanzado, pasando por dos opciones intermedias. La forma en la que se formulan las respuestas es entendible por cualquiera y no deja lugar a interpretaciones abstractas, algo que muchos usuarios agradecerán, seguro.

Respondemos que conocemos algunas palabras y frases. Siguiente pregunta (comienza a sentirse como una entrevista): "¿Por qué quieres aprender francés?"

Aquí encontramos una amplia variedad de respuestas posibles: Ejercitar mi mente, para divertirme, prepararme para viajar... suficientes opciones para cubrir las motivaciones de la gran mayoria de usuarios. Si por un casual, nuestra opción preferida no apareciera, siempre podremos pulsar en "Otra".

Continuamos. Si os fijais, llevamos unos cuantos pasos en los que Duolingo espera bastantes respuestas por parte del usuario, ¿verdad?. Si tuviéramos una balanza en la que midiéramos cuánto pedimos al usuario y cuánto valor le damos, durante cualquier proceso de onboarding debería de mantenerse nivelada todo el tiempo que fuera posible.

En este caso, esta justa balanza de aportación de valor parece haberse tenido en cuenta por parte de Duolingo. ¿Qué nos encontramos después de 5 pantallas en las que hemos tenido que aportar información? Efectivamente, una pantalla de refuerzo positivo.
Write your awesome label here.
Write your awesome label here.
"¡Esto es todo lo que puedes lograr!" nos dice un bocadillo que sale de nuestro amigo Duo, el pajarillo. Hasta tres logros, o Quick Wins, nos proponen: Habla con confianza, Desarrolla un vocabulario extenso y Forma un hábito de aprendizaje. Aportar este tipo de información es muy positivo, porque recuerda al usuario porque está ahí haciendo ese proceso. Sin embargo, cabe recalcar que el último punto que ofrecen está mucho más destinado a favorecer la retención de los usuarios, mentalizándolos en un estado temprano de su vida en la app, que a verbalizar uno de los logros que conseguirán usando el servicio.

Siguiendo la línea de la retención y generación de hábito que comentábamos hace un momento, la siguiente pantalla nos pregunta "¿Cuál es tu meta diaria de aprendizaje?" Una vez seleccionemos cualquiera de las opciones (todas ellas acompañadas de un adjetivo de mayor o menor intensidad), pasaremos a una pantalla muy bien ejecutada. En esta nos pedirán los permisos para enviar notificaciones push de una manera muy interesante. 

El pajarito simpático que nos lleva acompañando todo el proceso, el que ya se ha ganado parte de nuestra confianza, nos dice lo siguiente "Te recordaré practicar hasta que sea un hábito". Si lo leemos desde la perspectiva del Growth, suena hasta un poco raro, como si abiertamente comunicáramos al usuario que queremos que genere un hábito con nuestro producto digital para que entre a diario y lo tengamos retenido. ¿Qué sucede? Que como el pajarito es simpático y durante dos pantallas anteriores nos han hablado de la importancia del hábito (y tenemos sesgos de cualquier formación en la que el hábito de estudio sea importante) el usuario recibe el mensaje con una mentalidad muy distinta y, probablemente, acepte recibir estas notificaciones de muy buena gana.

Llegados a este punto, y datos de efectividad a parte, creo que este es uno de los mejores habit-loops que me he encontrado, sobre todo, en una fase tan temprana. El usuario ni siquiera ha empezado a usar la app, no sabe ni como es la interfaz, y ya tenemos parte de su compromiso para acceder a diario a ella.

Una vez aceptamos (o no) la recepción de notificaciones, llegaremos a la que será la última pantalla de esta fase de configuración y personalización. En esta nos preguntarán por dónde queremos empezar, si preferimos empezar desde 0 o, por el contrario, queremos descubrir por donde empezar nosotros mismos. Según algunos informes, gracias a la adición de esta pantalla en la que el usuario tiene el poder de elegir como empezar su aprendizaje, Duolingo consiguió duplicar su base de usuarios.
Lógicamente, no se debe únicamente a esta pantalla. Si nos paramos a pensarlo, han creado tantos flujos de onboarding como idiomas ofrecen al principio, más dividirlos en inicio desde 0 o desde el nivel específico del usuario. Lo que les permitió duplicar su base de usuarios fue esta creación de procesos de onboardings adaptados a las necesidades específicas de cada segmento de usuarios, lo cual tiene mucho mérito (y horas de trabajo).
Write your awesome label here.
Write your awesome label here.
Comentaba justo arriba "datos de efectividad a parte", pero como podréis imaginar, después de escribirlo me quedé dándole vueltas. Según este artículo de Bloomberg ( Jeff Wise, 2019), la retención en el día 1 de Duolingo, tras aplicar esta y otras estrategias de gamificación (que veremos más adelante en este mismo análisis) subió del 12% al 55%, ni más ni menos.
Tutorial (activación + set-up)

En nuestro caso escogimos la opción larga, pero que se supone personalizará nuestra experiencia al máximo. Elegimos descubrir cuál es nuestro nivel de francés para saltarnos los niveles del inicio del programa de formación.

Una vez entramos al flujo, nos encontraremos una serie de ejercicios que irán incrementando su dificultad mientras vayamos acertando. Algunos ejemplos de ejercicio, que están hechos para que no sea aburrido, son los siguientes:

  • Traduce esta oración: Te enseñan una frase en el idioma que estés estudiando y te piden que la traduzcas. Para traducirla contaremos con un panel seleccionable en el que encontraremos distintas palabras que tendremos que escoger y ordenar en el orden correcto.


  • Escucha y escribe: Se trata de un ejercicio de listening en el que tendremos que reproducir un audio, entender lo que dice y componer la frase con las palabras del cuadro de selección. Podremos escuchar la pronunciación de cada una de las palabras del cuadro de selección.
Write your awesome label here.
Write your awesome label here.
No nos extenderemos mucho más en esta parte porque durará tanto como ejercicios sepamos completar correctamente. Si cabe recalcar que cada ciertos ejercicios completados con éxito nuestro amigo Duo (y otros personajes) vendrá a saludarnos y darnos un mensaje de ánimo.

Cuando la aplicación considera que ha determinado con precisión nuestro nivel de conocimiento sobre el idioma que estamos interesados en aprender nos dirá que hemos completado el examen.
Write your awesome label here.
Write your awesome label here.
Desde que el mensaje de "examen completado" aparece, hasta el final de este flujo, encontraremos una sucesión de elementos destinados única y exclusivamente a seguir reforzando la generación de un hábito en el usuario, gamificar su experiencia y, básicamente, usar casi todos los métodos de Growth que pueden usarse a este nivel del funnel. Pasemos detenidamente por cada uno de ellos:

  • Puntos de experiencia: Cada vez que completemos una lección, un examen o un nivel obtendremos una cantidad distinta de puntos de experiencia o EXP. Aquí, puedes consultar en profundidad cómo funciona este sistema de puntuación.


  • Días de racha: Cada vez que entremos más de un día de forma consecutiva a la aplicación esta pantalla en la que nuestro número de racha aparecerá en una llama. Además, en la parte inferior nos mostrará los días que hemos entrado y los que tenemos por delante. En realidad, aunque sea la primera vez que entramos nos dirá que llevamos 1 día en racha, así que hagamos lo que hagamos recibiremos este refuerzo.


  • Meta de racha: Una vez nos han enseñado, en la pantalla anterior, qué es una racha y como se consigue, tendremos que escoger cuál queremos que sea nuestro objetivo de acceso a la aplicación. Esta pantalla está formulada (como casi todo el onboarding) de forma muy intencional. Cada una de las opciones a escoger va reforzada por dos estímulos: el primero se trata de un adjetivo calificativo que graduará desde "Bien" hasta "Imparable" según los días que escojamos entrar a la app. El segundo será algo que he llamado "refuerzo estadístico". En esencia, se trata de un bocadillo de texto que irá variando según la opción que escojamos. Cuantos más días elijamos acceder, el mensaje del bocadillo nos dirá que tenemos muchas más probabilidades de completar el curso, y, por tanto, aprender el idioma.
Write your awesome label here.
Write your awesome label here.
  • Gemas: Se consiguen cada vez que completas una lección en la aplicación o cada vez que completes tu meta de puntos de experiencia diaria. Su principal uso es poder canjearlas por artículos de la tienda de Duolingo (app y web). Por ejemplo, protectores para no perder la racha o incluso apostar contra ti mismo y tu racha (gamificación llevada al extremo). Aquí puedes leer más sobre las gemas de duolingo.


  • Secciones: Según he podido extraer usando la app y consultando sus FAQs, cada sección está compuesta por niveles, y cada nivel está compuesto por lecciones. Por tanto, cada vez que completemos X número de niveles y lecciones, pasaremos de sección. Por ejemplo, haciendo el examen de nivel del principio, en nuestro caso, nos saltamos la primera sección.


Una vez pasamos por todo este flujo de intensa gamificación, habremos llegado al final de esta fase del proceso. Será después de esto, cuando podemos llevar aproximadamente 10 o 15 minutos jugando con la app, cuando Duolingo nos pida nuestros datos personales. Vamos allá.
Write your awesome label here.
Write your awesome label here.
Registro de datos de usuario

De forma muy inteligente, como casi todo este onboarding, será en este paso cuando Duolingo nos pida nuestros datos. Seamos conscientes de que con el esfuerzo que ha dedicado hasta ahora el usuario, sería muy dificil, en términos generales, que un usuario no añadiera los datos solicitados.

"¡Crea un perfil y guarda el resultado de tu examen!" Lo dicho, ¿cómo vamos a perder todo el trabajo que llevamos haciendo durante varios minutos?

Por si no estuviéramos lo suficiente motivados para finalizar el proceso, el subtitular de la pantalla nos dice que es "rápido, fácil y nos permitirá acceder" a todo el contenido. Si aún así no quisiéramos terminar de crear nuestro perfil, nos dan la opción de hacerlo más tarde. Por supuesto, esto es lo que menos le interesa a Duolingo, pero solo el hecho de dar la opción de no terminar el proceso, da al usuario la sensación de tener el poder de decisión y tomarla de forma aún más consciente. Creemos nuestro perfil pues.
Write your awesome label here.
Write your awesome label here.
Llegamos a la primera pantalla de registro y nos encontramos con una estructura que personalmente, me encanta. Disponemos de una barra de progreso que, solo por estar en esta pantalla, ya ha avanzado (punto positivo, reduce esfuerzo percibido). Justo debajo, encontraremos una pregunta directa a la que podemos responder de forma sencilla "¿Cuántos años tienes?". Más abajo encontraremos el módulo de API Sign-up, en el que podremos decidir si queremos acceder con alguna de las cuentas que tenemos en otras plataformas como Google, Apple o Facebook.

Para cerrar esta sinfonía a la UX, completando cualquiera de las opciones ofrecidas, es decir, continuando en el proceso, habremos aceptado los términos y condiciones de la app. Nada que objetar. Quizá se podría trabajar en los copies, los espacios, los colores... CRO puro, pero lo cierto es que esta pantalla tiene todo lo que se le puede pedir a un buen primer paso de registro.

En nuestro caso, para poder empaparnos de todo, escogimos la opción "larga", la de ir respondiendo y completando los pasos que nos pida la app.
Write your awesome label here.
Write your awesome label here.
Introducimos nuestra edad y, acto seguido, nos pedirán nuestro nombre. Campo en el que el propio teclado de iOS nos sugerirá nuestro propio nombre. Aún menos fricción. Una vez añadido, nos pedirán nuestro correo electrónico. Este es el primer dato "con fricción" que nos han pedido hasta ahora, pero ojo, nos lo piden por nuestro nombre, lo que suma puntos en términos de personalización y refuerzo positivo.

Una vez hemos añadido nuestro correo electrónico tan solo tendremos que crear una contraseña para nuestro perfil y habremos terminado el proceso de registro.

Si nos fijamos, el flujo más corto de todo el proceso ha sido este. Cuatro pantallas en total, contando la primera en la que teníamos la posibilidad de escoger otro método de registro, es un "sign-up process" realmente corto. Esto es posible porque durante el resto del proceso de onboarding ha ido recogiendo suficientes data points como para tener un perfil bastante completo con nuestras motivaciones, aspiraciones, gustos, edad... y por supuesto, nivel sobre el idioma que estamos interesados en aprender.

Completamos el registro y tan solo tres pantallas nos separan de nuestra ansiada academia de francés (o cualquier otro idioma). Veamos cuales son.
Write your awesome label here.
Write your awesome label here.
"¡No te pierdas nada!" nos dice nuestro simpático amigo Duo. Esto no suele fallar, el permiso para recibir notificaciones suele ser lo último que se nos pedirá. En este caso, lo reseñable es el tono formal y educado de sus CTAs "Sí, por favor" vs "No, gracias". Se que no parece gran cosa, pero me ha sorprendido gratamente.
Write your awesome label here.
Write your awesome label here.
Aceptamos y pasamos de pantalla. Nos encontraremos la única pantalla que me chirría un poco en el proceso. En esta nos invitan a convertirnos en "Super" usuarios y nos explican las diferencias entre un usuario normal y un usuario super. En la parte superior, refuerzan positivamente con una estadística la decisión de convertirnos en super: "tienen 4,2 veces más probabilidades de completar el curso de francés". Bueno... analicemos esto detenidamente.

Mi vida como usuario en la aplicación, en este momento (quizá minuto 17 de uso), se ha resumido en hacer tests, responder preguntas y añadir mis datos. No he tenido todavía la oportunidad de utilizar la aplicación y entender si resuelve "mi problema" y, de repente, se me presenta la oportunidad de hacerme Super usuario. ¿Para qué? Vale, puedo leer los beneficios que conseguiré, pero... ¿qué son las vidas?, Ah, ¿que hay anuncios?, ¿Nivel legendario? ¿Eso que es?; todas estas, y más son algunas de las dudas que podrían surgirle al usuario que se encuentre con esta pantalla.

Bueno, nos dan la opción de probar 2 semanas gratis ¿no? ¿Y después? Tendremos que descubrir con el modal nativo de apple para gestionar la suscripción lo que nos costará la app si se nos olvida cancelar la prueba. 

En resumidas cuentas, el usuario todavía no sabe lo que es "ser un usuario" en Duolingo, y le ofrecemos el plan "super", y por el camino, después de todo el esfuerzo que ha realizado, no le mostramos lo que va a obtener, si no lo que NO va a tener si no es un usuario con plan de pago. Muchos de estos beneficios que va a perder, ni siquiera sabe que son todavía...

Estando ante un proceso tan trabajado en todos los aspectos, con casi todas las estrategias de Growth habidas y por haber aplicadas, esta pantalla creo que tiene mucho que mejorar. No solo en términos de composición de la misma, si no de cuando se ofrece esta prueba gratuita.

Ante esta oferta, si solo queremos acceder a nuestro perfil, olvidándonos de la promoción, tendremos que pulsar en la cruz superior de la izquierda. Acto seguido, nos volverán a felicitar, dándonos la enhorabuena por haber completado el registro. Y ya estaremos listos para empezar a aprender nuestro nuevo idioma.
Puntuación del onboarding

Extenso, personalizado y vitaminado hasta los topes

  • Duración: 3/10: Por muy justificado que esté, la realidad es que se trata de un proceso de onboarding largo, y bastante. Si queremos hacer las cosas como es debido, descubriendo nuestro nivel antes de empezar, nos veremos envueltos en un proceso que no nos llevará menos de 15 minutos, en casi ningún caso. Es cierto que está muy bien aprovechada cada pantalla, pero requiere de una inversión de tiempo que quizá no todo el mundo esté dispuesta a entregar.


  • UX: 8,5/10: No se llevan el 10 por esa última pantalla promocional. Realmente nos encontramos ante un proceso que, si bien es largo, ha conseguido amenizar todo el camino empleando todo tipo de refuerzos cognitivos que ayudarán al usuario a sentirse acompañado durante el tiempo que le dedique al onboarding. Crear un personaje ficticio (Duo) que nos acompañe durante nuestros primeros minutos en el producto hace que se sienta realmente amigable.


  • Diseño: 9,5/10: Hay que reconocer una cosa, y es que cada animación, cada espacio, cada color en este proceso está ahí por un motivo. Esto solo es posible si se invierten las horas suficientes para mantener cuidado todo detalle. Por este motivo, y porque realmente no hay nada que podamos objetar en términos de diseño, se llevan el sobresaliente.


  • Refuerzo positivo: 7/10:  En este apartado ha pasado como ese juego de la feria en el que hay que darle con un gran mazo a un pilón y la flecha sube hasta tocar una campana, y si te pasas la toca y vuelve a bajar, ¿sabéis a cuál me refiero? Pues aquí ha pasado parecido. Es tanto el refuerzo que encuentras en este proceso que podría llegar a saturar a algunos usuarios. Encontramos mensajes de refuerzo tanto clásicos como más innovadores, como aquellos que se basan en estadísticas variables de nuestra selección. No obstante, se llevan un 7, porque este es de los pocos casos en los que es mejor que sobre que no que falte.


  • Didáctica: 8/10: Lo cierto es que dedican el grueso del proceso a obtener nuestro nivel actual en el idioma que queramos aprender. Durante este "examen" aprenderemos como funcionarán las lecciones que tendremos que completar cuando accedamos a la aplicación finalmente. De esta manera, para cuando hayamos accedido a la aplicación, sabremos que esperarnos.


  • Sign-up: 10/10: Realmente, nada que objetar. Para mi está perfecto. Te dan distintas opciones de API Sign-up y, además, si lo prefieres, puedes crearte la cuenta con ellos directamente, teniendo el primer paso a la vista para evitarte una nueva pantalla. Muy bien ejecutado, rápido, sencillo y efectivo.


  • Puntuación final: 7,7/10: Se trata de uno de los mejores (y con más trabajo dedicado) onboardings con los que me he encontrado. En la teoría poco o nada se le puede objetar, además, existen datos que abalan el buen performance de cada fase del proceso.
Bonus Track - Opinión Personal

Como podréis imaginar, llevar a cabo uno de estos artículos lleva bastantes horas. Cerca de un mes, frecuentemente. Esto no es solo por el tiempo físico que implica escribirlo o, incluso, por la dificultad que pueda suponer analizar ciertos flujos. Uno de los principales motivos es tener en cuenta la perspectiva como usuario del paso del tiempo, una vez se ha completado ese proceso de registro. ¿Qué comunicaciones envía la aplicación? ¿Sigo usándola? ¿La recomendaría? ¿Sigo sorprendido por el proceso? son algunas de las preguntas que mientras escribía estas lineas iban surgiendo en mi cabeza.

Una vez hemos completado la puntuación, que aunque podamos no estar de acuerdo en algún punto, está basada en criterios más bien objetivos, en esta ocasión quería aprovechar para daros mi opinión personal sobre este proceso.

Como comentaba al principio, ha sido uno de los procesos más complejos para analizar porque, básicamente, está construido de forma única. No sigue la estructura que siguen el 90% de las apps. Duolingo diseñó este proceso para que existan un altísimo número de posibilidades según las respuestas de los usuarios, un enorme trabajo.

Conforme iba avanzando la primera vez que hacía el proceso pensaba "esto está realmente bien". Quizá, dada la naturaleza de un proceso de onboarding, en el que la primera impresión es la que cuenta (y frecuentemente la única que tenemos), esta primera impresión sea la válida para juzgarlo. Al día siguiente de realizar el proceso, aún duraba en mi la motivación del proceso, así de positivo es su refuerzo. Empecé a recibir las notificaciones push de Duo, recordándome que debía de entrar a tomar mi lección.

Las primeras veces resulta simpático, pero os digo que al tercer día que recibí una push y más de un correo electrónico para recordarme que acceda a la app, comenzó a ser pesado.

Desenlace: a la semana y poco de haber instalado la aplicación y con intención de aprender francés, desinstalé la aplicación por la cantidad de mensajes que recibía de ella.

Ahí comencé a pensar, ¿es coherente que la puntuación de este proceso sea tan alta, y lo consideremos como tan puntero, si yo, un usuario con interés en usarla, se la ha desinstalado en la primera semana de uso?

La realidad es que, como comentaba, se trata de un proceso realmente trabajado y estudiado, que aplica casi todas las técnicas de Growth que se me pueden venir a la cabeza para un flujo de este tipo, por lo que, en la teoría y la práctica está realmente bien y será cuestión de cada usuario determinar si este tipo de acciones les motivan a seguir utilizando la app o los generan rechazo, como me pasó a mi.

¡Comparte si te ha gustado!